domingo, 22 de marzo de 2015

Película: La tumba de las luciérnagas


Empieza la película en un lugar decrépito y con un muchacho muriéndose sin que nadie haga nada por él. Entonces el narrador, que no es otro que ese mismo joven que vemos en pantalla, nos dirá que él murió ese día. Entre sus pertenencias aparecerá una lata de cuyo interior saldrán restos de tierra o polvo que se tranformarán en una niña pequeña sonriente que irá a cogerse de la mano de su hermano, que está junto a ella, de pie. Ambos contemplarán el cuerpo que yace muerto desde la distancia. Esto, señores, no es ningún spoiler, son los 3 primeros minutos de La tumba de las luciérnagas.


Así de dura comienza y no hay que ser muy listo para saber cómo se desarrollará el resto de la película, que será un flashback para conocer lo que les ha pasado a ambos niños hasta su desgraciado destino. Por eso, si sois de los que huis de los dramatismos, estos 3 minutos os sobran para asomaros a la película y conocer al menos de qué va. Porque si seguís viéndola, la cosa no va a mejorar para nada, veréis una tragedia tras otra, hasta que ya no quede nada. 



Estuve el otro día en la grabación de un podcast y salió esta película en la conversación. Ya me advirtieron entonces de que era muy dura, pero no imaginaba que lo sería tanto. En mi ignorancia pensé que algo bueno habría en la película cuando a mucha gente le había gustado y encima tenía por título algo que escondía cierta magia. En cierto modo sí hay una cosa alegre en la película y tiene que ver con las luciérnagas, pero esa escena no merece todo el sufrimiento que hay que aguantar. 


Fijaos si es triste la peli que hasta compran un
paraguas roto porque no hay otra cosa
Pena, dureza, sufrimiento, incluso crueldad. Todos esos ingredientes están presentes en esta cinta y, aunque me pese, he de reconocer que el mérito de la película es precisamente ese, el de mostrar una realidad terrible, la del horror de la guerra. Además, en ese sentido la cinta es muy explícita y, aunque sean dibujos, lo que ves te horroriza: gente mutilada, despojada de su casa, muertos en medio de la calle, heridos tirados por el suelo, la madre de los protagonistas completamente quemada y llena de gusanos, la niña pequeña muy delgada y desnutrida.... Puede que os esté contando spoilers, pero es lo que cabe esperar cuando ves el principio de la película, así que no pilla a nadie por sorpresa. Y siguiendo con lo que decía antes, el reflejo tan fiel que hace La tumba de las luciérnagas de la realidad de la guerra es lo que hace que esta película sea importante. Porque en ella hemos podido observar cómo se comporta la gente ante una situación adversa. Al principio existe la buena voluntad, la solidaridad, pero cuando la cosa empeore, entonces veremos cómo cada uno actuará en beneficio propio, un sálvese quien pueda bastante cruel. Por tanto, el terrible destino de los dos hermanos protagonistas es culpa de la guerra, pero también de la gente que había alrededor, tan culpables de su muerte como los que tiraban las bombas. Y es que lo peor de la cinta ha sido la indiferencia de la gente, cómo miraban hacia otro lado cuando la evidencia pasaba por delante de sus narices. 

En fin, hace apenas media hora que he terminado de ver la película y me he venido aquí a ahogar mis penas. Nunca una película me había dejado tan tocada y para mal. Bueno, una vez me pasó con una película, Mi vida sin mí, pero mi bajonazo vino porque llevaba un par de meses lejos de casa y echaba de menos a los míos. El caso es que necesitaba contarlo. Me imagino que muchos de vosotros habréis visto esta película ya, así que seguro que me daréis la palmadita que necesito en la espalda. Y si hay alguno que no la haya visto, ¡huid, insensatos! He dicho.


¡Hasta el próximo post!

2 comentarios:

  1. He visto muchas películas de Studio Ghibli, pero nunca me he atrevido con esta. Soy una chica de lagrimita facil y se que acabaría con un cojín estrujado y varias cajas de pañuelos esparcidas por el sofá.
    Pero como soy un poco masoka, acabaré viendola, porque sufriré viendo algo que me gusta.
    Un beso Miri
    Lena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la acabarás viendo antes o después y cuando llegue el momento, prepárate los pañuelos porque es mucho más dura de lo que te pueda estar contando ahora... :(

      Eliminar

Comenta y alimenta este blog